¿Leyenda: integrante de LED ZEPPELIN masturbó a una fan con un tiburón?



Era 1969 y el verano del amor estaba al rojo vivo, la popular banda oriunda de Londres, Inglaterra, venía de actuar en el Seattle Pop Festival, un mega concierto en el que participaron, además, agrupaciones como The Doors y artistas de la talla de Chuck Berry, según declaraciones de los mismos integrantes de LED ZEPPELIN; ese fue un año salvaje, lleno de fiestas, groupies, drogas y toda la lista de cosas que hacen que el rock sea por mucho y sobre cualquier otro, el género musical de la destrucción y la rebeldía.

Aquel año surgió una de las leyendas más conocidas de la banda hasta la fecha: masturbaron con un tiburón a una fanática, una historia que con el paso de los tiempos se haría inmortal entre todos los rockeros

De acuerdo a las palabras de Richard Cole, manager de la banda al momento del incidente, esa fue la gira más salvaje de ZEPPELIN, estaban en ascenso; sin embargo, eran sólo una banda del montón para ese momento, no todos los reflectores o la prensa estaban encima de ellos, a diferencia de The Beatles o The Rolling Stones, se podía hacer lo que se quisiera, todas las chicas deseaban pasar una noche con ellos; llegaban a los hoteles y allí nadie sabía lo que pasaba. "Para mí el segundo tour de la banda fue el mejor momento de mi vida", declaró en una ocasión.



La banda se hospedó en el Edgewater Inn de Seattle, un hotel que tiene la particularidad de que se puede pescar desde las habitaciones, la especie que más se encuentra en el agua del lugar es un pez alargado que se parece más a un tiburón que otra cosa, por eso la leyenda empieza a formarse con que fue un escualo lo que utilizaron como consolador, y en realidad no fueron todos los miembros de la banda, sino John Bonham, el mismo Richard Cole y el tecladista de Vanilla Fudge, Mark Stein.

El alcohol iba haciendo efecto mientras Cole y Fudge pescaban, cuando de pronto un muy ebrio Bonham entró a su habitación y traía con él a una groupie llamada Jackie, el manager y el tecladista contarían que estaban un poco cansados de pescar y que tenían varios ejemplares del pez (pargo colorado) en el armario como trofeo, cuando todo se puso salvaje.

Fue la chica pelirroja de 17 años la que pidió ser desnudada y amarrada a la cama para que los rockeros hicieran lo que quisieran con ella, una vez sin sus prendas de vestir y amarrada comenzó el sádico juego de introducirle la cabeza del pargo rojo por la vagina. A Cole siempre le pareció divertida la anécdota ya que decía que el color de los labios vaginales de Jackie hacían juego con la cabeza del pescado, el cual estaba vivo cuando empezaron a masturbar a la muchacha, también sostuvo que a ella le encantó la idea de que le acariciaran el clítoris con un "tiburón".



Los tres dijeron que nadie se quejó, y achacaron el incidente a los efectos del alcohol:
"No voy a decir que la chica no estaba borracha, no digo que ninguno de nosotros no estuviera borracho, no hubo malicia ninguna, ¡de ningún modo! Nunca se hizo daño a nadie. Puede que le dieran alguna bofetada con el tiburón en un par de ocasiones por desobedecer alguna orden, pero no se le hizo daño"
La historia se convirtió en un mito tan grande como otros del rock como el Paul McCartney está muerto o que Keith Richards inhaló las cenizas de su padre, tanto que también corrió de boca en boca de las groupies, incluidas las de Frank Zappa, quien contó el incidente en su canción "The Mud Shark". No sería la última vez en que LED ZEPPELIN se metería en hechos zoofílicos, años después, Jimmy Page metió en una bañera a un par de fans con cuatro pulpos vivos.

→ Fuente: CulturaColectiva.com
Con tecnología de Blogger.