Un enorme SOULFLY cumplió, pero ¿y Costa Rica?




Max Cavalera tocó el pasado martes 12 de abril por segunda vez en Costa Rica, pero la primera junto a SOULFLY, una de las bandas más importantes e influyentes del groove y el nu metal.

Sí, son grandes, no solo porque el pasado de su líder fue vital para el éxito de los primeros álbumes de Sepultura, sino por una trayectoria que desde 1997 los mantiene vigentes en la escena de la música pesada.

SOULFLY cumplió, como era de esperarse, sin embargo una deficiente asistencia demostró (una vez más) la clara falta de interés del público tico por asistir a buenos conciertos. Aproximadamente 500 personas estuvimos ahí, entre canciones propias de ellos, esperadísimos temas de Sepultura, y covers de Iron Maiden, Pantera y Mötorhead.

Massive Events cuido los detalles técnicos de un show que se retrasó una hora, pero que tuvo desde el inicio la energía de los mexicanos Nicotina XL y los nacionales Totem.

Es evidente que no solo necesitamos más apoyo de las productoras para realizar eventos, sino que es fundamental que la asistencia aumente para seguir teniendo conciertos de primer nivel en nuestro país.





Con tecnología de Blogger.